ANTES DE LA CIRUGIA



1.- Mi hijo debe ver un cirujano infantil, ¿Dónde puedo encontrar uno?

CIRUPEDIA es una página de Cirugía Pediátrica destinada a resolver éste y otros temas relacionados.

2.- ¿A qué hora debo llegar a la Clínica antes de la cirugía?

Por lo general, si la cirugía de su hija(o) es electiva y de carácter ambulatorio, lo ideal sería llegar 2 a 3 horas antes de la hora programada para la cirugía. Así podrá hacer los trámites de ingreso y admisión con calma, acomodándose en su pieza con tiempo suficiente para que pueda conocer a la enfermera y auxiliares que la acompañarán durante el proceso.

3.- ¿Cuántas horas de ayuno debe tener mi hijo(a) previo a la anestesia?

Lo más aconsejable es dejar de comer 6 a 8 horas antes de la hora de la cirugía, lo que permite operar con un estómago vacío y disminuir los riesgos de complicaciones en la anestesia. Sin embargo, la gran mayoría de los anestesistas pediátricos permiten que el niño tome líquidos claros (agua o jugo de manzana de cajita) hasta 4 horas antes de la cirugía. Si se trata de una guagua que está amamantando, se puede alimentar de leche materna también hasta cuatro horas antes del procedimiento. Ante cualquier duda en este tema consulte con su cirujano en forma oportuna.

4.- ¿Puede ir al colegio ese mismo día?

Si se trata de una cirugía electiva que se realizará en la tarde, no debería existir contraindicación para que su hijo(a) asista al colegio antes de ingresar a la clínica. Sin embargo, al estar en clases, existe el riesgo de que el niño pueda comer o tomar algo, afectando los horarios de ayuno anteriores al procedimiento, pudiendo alterarlo o, incluso, cancelarlo. Por eso es recomendable que converse cada caso con su cirujano.

5.- Si mi hijo está resfriado, ¿se puede operar?

Si su hijo(a) se someterá a una cirugía electiva, lo ideal es que lo haga en las mejores condiciones posibles. Por lo general, si se trata de un cuadro simple con secreción nasal y sin fiebre ni compromiso general, el acto anestésico no produce mayores problemas. Si, por el contrario, es un resfrío más comprometedor (fiebre, decaimiento, tos productiva) lo más aconsejable es que el niño sea visto por su pediatra para evaluarlo. Si esto ocurre el mismo día de la cirugía, converse con su cirujano para que el paciente sea examinado por el anestesista del equipo, quien tomará la decisión final.

6.- ¿Se deben tomar exámenes pre-operatorios?

Cuando se trata de pacientes sanos, sin antecedentes de sangramientos personales o familiares, sin alteraciones de coagulación ante accidentes habituales de la infancia (caída en bicicleta,

golpes deportivos, etc) y que, además, tengan más de 1 año de edad, si se operan en forma ambulatoria, los exámenes de coagulación ya no son necesarios. Distinto es si ingresa por otra causa. En esa situación será su cirujano quien determinará, según criterios establecidos, si se requiere de exámenes previos tales como control de orina, exámenes de imágenes o algún otro, según corresponda.

7.- ¿Qué pasa si se me quedaron las radiografías de mi hijo(a) en mi casa el día de la cirugía?

Las radiografías y otras imágenes son útiles para confirmar el diagnóstico de su hijo, certificar de qué lado se realizará la cirugía antes del acto quirúrgico, además de otorgar información durante la cirugía. Por ende, si por alguna razón no trajo las radiografías y/o imágenes, avise al momento de su admisión y consulte con su cirujano apenas se dé cuenta de la situación. En la mayoría de las instituciones hay archivos digitales de sus exámenes, lo que evitaría tener que volver por ellos a su casa.

8.- ¿Cuándo una cirugía es ambulatoria y cuándo es hospitalizada?

Se entiende por cirugía ambulatoria aquella en la cual su niño se va para la casa el mismo día de la cirugía También se puede llamar hospitalización transitoria. En cambio, una de carácter hospitalizada es aquella en la que el paciente duerme al menos una noche en la clínica. La gran mayoría de las cirugías en pediatría son de carácter transitorio, lo que ayuda a disminuir el estrés del niño(a) y de su familia..

9.- ¿Cómo puedo saber cuánto costará la cirugía?

En el momento que se decide que su hija(o) debe operarse, su cirujano debe entregarle una hoja con el diagnóstico, la cirugía a realizar y el código de la misma. Con esta información Ud. debe acercarse a su institución de salud y la de la clínica donde le darán un presupuesto estimativo de los costos de la cirugía.

10.- ¿Puedo entrar con mi hijo(a) a pabellón?

Por lo general, a uno de los padres se le permitirá entrar con su hijo(a) a pabellón y acompañarlo hasta el momento en que el paciente esté anestesiado. Una vez terminada la cirugía, el médico los llamará para que acompañen a su niño(a) en recuperación, y así despierte encontrando caras familiares y conocidas.

11.- ¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes de una cirugía?

Este es uno de los temas fundamentales que deben conversar los padres con el cirujano, antes de la operación. Las complicaciones varían dependiendo de la cirugía que se realizará. En términos generales, las dificultades más frecuentes de cualquier cirugía son la infección, el sangramiento y/o el hematoma.


DESPUES DE LA CIRUGIA



1.- ¿Cuándo puedo ver a mi hijo(a) post cirugía?

La gran mayoría de los centros permiten que al menos uno de los padres acompañe a su hija(o) en la sala de recuperación. Por lo general en esta sala permanecen cerca de una hora, hasta que despiertan en compañía de sus padres. Luego son llevados a su pieza.

2.- ¿Cuándo puede volver a comer?

Si bien es cierto que esto depende del tipo de cirugía realizada, en la gran mayoría de las de carácter ambulatorio los niños comienzan a hidratarse con agua y/o líquidos a la hora post procedimiento. Luego el paciente empieza con tolerancia a los alimentos en forma paulatina. Si existe una buena respuesta debiera poder estar comiendo en forma normal alrededor de las 2-3 hrs post cirugía.

3.- ¿Cuándo está de alta desde la clínica?

El plan de alta se fija según la evolución y la cirugía realizada, pero cuando se realiza un procedimiento de carácter transitorio, la idea es que de no mediar complicaciones u otros eventos, el niño(a) pueda irse ese mismo día para la casa. Por lo general se espera un par de horas post cirugía para evaluar su recuperación, el dolor y la tolerancia a la alimentación oral.

4.- ¿Cómo va a despertar de la anestesia?

La gran mayoría de los pacientes despiertan en forma tranquila, sin grandes sobresaltos, pero existe un pequeño grupo que puede tener algunos períodos de excitación al despertar post anestesia. Estos episodios son normales por lo que no hay que preocuparse, y esta es una de las razones por las que se deja en sala de recuperación después de la cirugía.

5.- ¿Dónde pasa mi niño después de la operación?

Después de la cirugía y anestesia los niños deben ser observados por un período variable antes de volver a su pieza, por lo que son llevados a la sala de recuperación. En esta sala son monitoreados y están al cuidado de enfermería hasta que se estima que están estables y es seguro que puedan volver a la pieza. Durante todo este tiempo el paciente puede estar acompañado de al menos uno de sus padres.

6.- ¿Cuándo es el primer control post operatorio?

Cuando se trata de cirugías de tipo ambulatorias, por lo general el primer control es en los primeros 4 a 7 días post cirugía. Sin embargo, siempre es bueno que esté en contacto telefónico con su cirujano ante cualquier imprevisto o duda que ocurra en este período.

7.- ¿Qué significa reposo relativo?

La indicación de reposo relativo implica que el paciente puede deambular por la casa, ir de visita a otra casa, pero tratar en lo posible de no jugar en forma brusca, ni hacer deportes, ni andar en bicicleta u otra actividad similar. Por lo general los niños tienen una recuperación muy

buena y cuesta mantenerlos quietos, en especial si no presentan dolor o molestias, lo que hace más difícil seguir esta indicación. Por esto es recomendable generar un espacio donde el niño no se vea motivado a jugar o saltar, como tener libros nuevos, ver películas, juegos de mesa o permitirle más horas de televisión o computador.

8.- ¿Cómo manejo el dolor post operatorio?

Cuando esté de alta su cirujano le dará una serie de indicaciones dentro de las que incluirá analgésicos. Lo ideal es otorgar estos en forma continua las primeras 24 – 48 hrs y luego según la necesidad del niño(a). Si Ud. considera que con indicado el niño(a) aún presenta dolor, es recomendable que consulte con su cirujano para analizar la situación

9.- ¿Tengo que hacer curación de la herida quirúrgica?

En la gran mayoría de las cirugías, los niños quedan con parches o con algún tipo de coberturas. De no ocurrir ningún imprevisto como sangramientos, manchas de deposiciones, mojarse con orina u otras, estos parches serán revisados y, eventualmente, cambiados por su cirujano en el primer control.

10.- ¿Cuándo puedo y/o debo llamar al doctor?

Lo ideal es que Ud. cuente con los datos de contacto de su cirujano (celular, teléfono consulta, mail, etc) y se sienta con la libertad de llamarlo ante la más mínima duda, ya sea de dosis de tratamiento, de situaciones nuevas ocurridas en el período inter controles, o de alguna duda reciente que se olvidó preguntar.

11.- ¿Debo cancelar los controles post operatorios?

Por lo general, aquellos controles post operatorios realizados dentro de los 21 días post cirugía no se cobran, ya sea 1 o 10 controles, por lo que recuerde señalarlo al momento de llegar a la consulta.

12.- ¿Cuándo puede mi hija(o) volver a clases?

Esto depende del tipo de cirugía y de la recuperación que el niña(o) tenga de ésta, pero, por lo habitual, en todas aquellas cirugías ambulatorias, se puede volver a clase a partir del 4 – 5 día.

13.- ¿Se puede bañar después de la cirugía?

Como por lo general los niños quedan con parches y/o vendajes, no es conveniente que se bañen por lo menos hasta el primer control post operatorio, en el que se realizará una curación de la herida y se verán las condiciones en las que esté cicatrizando. Vale la pena señalar que es ideal comenzar con baños de ducha antes que de tina, con la idea que el agua escurra y no permitir que el agua de tina reblandezca la herida.

14.- ¿Cuándo puede volver a hacer ejercicio?

Dependiendo del tipo de cirugía, y del tipo de ejercicio que se quiera realizar, en general se puede volver a hacer ejercicios entre 2 y 3 semanas después de la cirugía. Sin embargo, la fecha exacta debe ser conversada con su cirujano.